viernes, 14 de diciembre, 2018
"Cooperación para el desarrollo de puertos competitivos, seguros y sostenibles en las Américas"

Artículos de Interés

El Cambio Climático y su Impacto en el Transporte Marítimo Internacional

climate changeEste artículo no representa de ninguna manera las opiniones, pensamientos o perspectivas de la Secretaría de la CIP ni de sus Estados Miembro.

En la actualidad, el Ártico atrae la atención económica por tres razones principales: su abundancia de recursos estratégicamente importantes y explotables, la rápida disminución del hielo marino, y su acceso directo a los tres continentes más industrializados y desarrollados del mundo. Las aguas del Ártico se vuelven más azules, más accesibles, explotables y cada vez más atractivas para la utilización económica.

La capa de hielo marino del Océano Ártico está experimentando una profunda transformación en extensión, grosor y condición, ya que es aproximadamente es 40% más pequeña de lo que era en 1979, la tasa de calentamiento del casquete polar ártico aumenta a razón de 0,2°C/década, y la extensión anual del hielo marino ha disminuido a una tasa de 3,8%/década, mientras que el hielo perenne (que representa el componente grueso) está disminuyendo a una tasa mucho mayor de 11,5%/década. Lo anterior, indica que el cambio climático está integrando el círculo polar Ártico cada vez más con la economía mundial a través de la fusión del hielo marino y la desaparición del permagel (hielo permanente), ya que permitirá la extracción y comercialización de los vastos recursos minerales y energéticos, que no incluyen sólo petróleo y gas natural, sino también un conjunto de minerales duros como cobre, níquel, paladio, zinc, cobalto, tungsteno, diamantes, uranio y muchos más, generando otra fuente de aumento de tráfico marítimo internacional.

Esta nueva y creciente actividad económica del Ártico, cada vez más integrada con la economía global, se puede anticipar los riesgos ambientales a los que el ecosistema se expone -emisiones de gases de efecto invernadero, vertimiento de hidrocarburos, interrupción de la vida marina, ruido antropogénico, etc.- Si la tendencia actual del cambio climático prevalece -la capa de hielo de la Antártida Occidental también se estima que ya superó el umbral de colapso- la desaparición del hielo marino Ártico será antes de 2040, y permitirá el desarrollo de rutas marítimas entre Asia y Europa a través del Ártico, reduciendo las distancias de viaje hasta en 9.600 kilómetros, acortando el tiempo de tránsito en un estimado del 30%. El hecho de que las rutas trans-árticas son mucho más cortas que a través del Canal de Suez o del Canal de Panamá entre el norte de Europa y el norte de Asia, vislumbra un ambiente prometedor a la industria naviera. Esto crearía la mayor reestructuración de las rutas comerciales marítimas a nivel global desde la apertura de la ruta del Canal de Panamá en 1914.

Para leer el artículo completo por favor de clic aquí