viernes, 28 de julio, 2017
"Cooperación para el desarrollo de puertos competitivos, seguros y sostenibles en las Américas"

Mensaje del Presidente

 

Guillermo Ruiz de Teresa

Coordinador General de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México (SCT-CGPMM)

Presidente del Comité Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Puertos (CECIP/OEA)

La comunicación inmediata propiciada por los continuos y permanentes avances tecnológicos y electrónicos, ha transformado la concepción que teníamos del mundo hace unos pocos años. Hoy, en cualquier noticiero televisivo, al recibir un mensaje en el teléfono, al acceder a las redes sociales, al internet, el cúmulo de información nos acerca, no sólo a países o ciudades que considerábamos remotos o que desconocíamos, sino también en tiempo real, nos informa de las tragedias de los refugiados en el Mediterráneo, las inundaciones en Norteamérica, los movimientos telúricos en Asia o a los ataques terroristas cada día más frecuentes. Esta información nos puede abrumar y nos hace preguntarnos si por ello, podemos renunciar al pensamiento y a la reflexión, si puede ser sustituido el conocimiento que da la lectura de libros, los análisis de estudiosos, o la clásica literatura universal en la que muchos abrevamos, por los 140 caracteres de un tweet.

Por esta fundada sospecha del riesgo actual de la informalidad en el conocimiento y la subsiguiente opinión pública, reviste particular importancia el intercambio sereno, profundo, académico, gubernamental que se comparte en los organismos multilaterales especializados, donde expertos plantean problemas, estrategias jurídicas, proponen soluciones y comparten éxitos.

La CIP-OEA es el organismo regional de nuestro Hemisferio Occidental donde los 35 países miembros comparten problemáticas, discuten, aportan, cuestionan, aprenden en un entorno solidario de paz y justicia soberana, en cómo incidir de manera adecuada en el mejoramiento de nuestros pueblos, de nuestras economías a través de hacer mejores, modernos, sustentables y más competitivos nuestros puertos.

Haber llegado a finales de julio de 2016 a la añorada ciudad de Montevideo, tierra de José Artigas, Juan Carlos Onetti, Mario Benedetti, Juana de Ibarbourou y Eduardo Galeano por citar algunos ilustres uruguayos universales, para asistir a la X Reunión Ordinaria de la CIP, encabezada por nuestro colega Alberto Díaz, haber escuchado con atención los avances, las sugerencias de las Delegaciones, los aplausos y aún los silencios,  y regresar a mi país con la honrosa responsabilidad para México de encabezar el Comité Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Puertos CIP-OEA, es un honor que  nos compromete a seguir al frente de esta nave, aún por mares cautelosos y llevarla a buen puerto, es un reto y una oportunidad por aportar mejores prácticas, distintos planteamientos con creatividad, integridad, responsabilidad y transparencia.

Aprovecho la oportunidad y felicito de nuevo a los países que se postularon y fueron electos en ésta Reunión Ordinaria para integrar el CECIP-OEA, las Vice Presidencias a cargo de Barbados y Uruguay y los seis CTC encabezados por Argentina, Panamá, México. Estados Unidos de América, Perú y Uruguay quienes estoy seguro, trabajaremos juntos con el mismo ánimo colectivo en beneficio de los sistemas portuarios de cada país y del Continente en su conjunto.

México es un país con una larga historia, intensa, compleja y diversa que nos hermana con las luchas soberanas del continente, que tiene una economía abierta, desregulada, que a través de su Red de Tratados de Libre Comercio, garantiza el acceso a mercados internacionales, que ofrece una ubicación estratégica y un capital humano joven y calificado. La actual   Administración Federal ha encabezado Reformas Constitucionales largamente postergadas, que permiten un cambio profundo para el país y que persigue beneficios al más alto nivel para la región, con mejores empleos, respeto al medio ambiente, a los derechos fundamentales, con certeza jurídica, que a través de la equidad y la inclusión buscan la superación económica.

Reciban, con mi compromiso reiterado, todos los países miembros de la CIP-OEA, y sus ciudadanos, nuestros socios, aliados y amigos, el más sincero de los abrazos y parabienes.

 

GRT

Guillermo Ruiz de Teresa

Presidente CECIP-OEA 2016-2018

Ciudad de México, 2016